Las smart port cities implican grandes proyectos ambientales y la reactivación de los puertos más pequeños

Sesión Plenaria 4 : Smart Port, Smart City, saber entrelazar los desafíos y los rendimientos

Las ciudades portuarias inteligentes implican proyectos ambientales a cincuenta años, y a su vez también la reactivación de los puertos más pequeños. Estos fueron los dos temas tratados en la sesión de la mañana del 5 de noviembre en la XIV Conferencia AIVP Mundial Ciudades y Puertos en Durban.
Olaf Merk, el Administrador del Foro Internacional de Transporte discutió el falso dinamismo que existe en una ciudad portuaria que se encuentra "fracturada" por la falta de comunicación entre el puerto y la ciudad. Singapur, Rotterdam, Hamburgo y Venecia ofrecen buenos ejemplos de integración de la prosperidad y densidad dentro de su contexto social.
Bob Nelson, Presidente del Puerto de San Diego (EE.UU.) presentó un ambicioso programa que se compromete a reducir las emisiones de GEI en un 10% en 2020, y casi a la mitad en 2060, basado en la utilización de cold ironing, energía solar y eólica. La clave es la creación de una comunidad, es decir, una mesa redonda de suministro de energía con empresas como Dell e Intel para investigar, a partir de ahora, posibles soluciones para los próximos cincuenta años.
Wouter Jacobs de la Universidad Erasmus en Rotterdam esbozó un proyecto para abastecer zonas residenciales con el reciclaje de las emisiones de las industria pesada. El puerto prevé la utilización de biocombustibles, gas natural licuado, viento y sol. Una vez más, la comunidad juega un papel fundamental : La comunidad del Rotterdam Maritime Business Services posee 35 miembros, dentro de los que se encuentran bancos, compañías de seguros y estudios de abogados para planificar las inversiones.
El último orador de la mañana, Jacques Ritt, CEO de Soget, explicó lo que la compañía francesa logró con la agencia de aduanas en el país del oeste africano Benin. Gracias a la aplicación single window (aduana electrónica), Benin ahora puede manejar un contenedor en 10 días, en lugar de 41. Esto se ha traducido en un aumento del 21% en las escalas de buques y un aumento del 57% en el tráfico de contenedores.