Intervenciones

Annik DIRKX

Spokeswoman

Port of Antwerp

(Belgique)

Annik Dirkx (1978) posee estudios en lenguas románicas y política internacional. Después de sus estudios, comenzó a trabajar como periodista para la agencia de prensa nacional Belga, dedicándose principalmente a informar sobre la política y economía de Amberes. De esta manera, conoció el puerto de Amberes, un universo bastante desconocido por ella hasta ese momento. En 2008, postuló al puesto de vocera de la Autoridad Portuaria de Amberes, la autoridad pública que administra la infraestructura portuaria y se encarga (entre otros) de la promoción del puerto.
El puerto de Amberes se ha desarrollado a través de los años junto a la ciudad. Existía un tiempo en que los habitantes de Amberes veían pasar los barcos cuando paseaban por el muelle, pero esa época ya quedó atrás. Las actividades económicas, el corazón del puerto, se sitúan (como mínimo) a unos diez kilómetros del centro de la ciudad. El puerto da trabajo a miles de habitantes de Amberes, pero aquellos que no trabajan ahí, no lo conocen/reconocen. La Autoridad Portuaria ha sabido entender que un mejor conocimiento, una mayor apreciación del puerto por parte de los habitantes es crucial para poder gozar de una "licencia para operar, licencia para crecer". Durante los últimos años, se han emprendido bastantes iniciativas para acercar la ciudad y el puerto: la organización de jornadas portuarias y recorridos en bus para los ciudadanos, la iniciación del pabellón portuario como centro de visita y la publicación del diario portuario "Haven en Goede", por nombrar algunas de estas iniciativas.

Las acciones de "Community outreach" de la Comunidad Portuaria de Amberes

Thème : Smart Port Ciudadano | Ville(s) analysée(s) : Antwerp
"Puertolandia" - simboliza el "Plan de Bienvenida y Recreación del Puerto de Amberes." Este proyecto fue creado por orden del Gobierno flamenco para trazar el futuro desarrollo del puerto de Amberes hasta 2030. Todos los estudios demostraron que el crecimiento del puerto es crucial para la prosperidad de Flandes, pero que este desarrollo debería ir acompañado de numerosas condiciones claves en el área de la cualidad de vida, movilidad, naturaleza, agricultura, sustentabilidad... En otras palabras, no hay problema con una "licencia para operar" y una "licencia para crecer", pero todo esto debe estar enmarcado en un contexto mucho mayor. Lo anterior se tradujo en un amplio PROGRAMA DE ACCIÓN que abarca varios proyectos concretos, entre los que se cuenta el "Desarrollo de Oportunidades Recreativas Dentro y Alrededor del Puerto", encarnado a su vez en "Havenland", un ambicioso proyecto que cuenta con la dirección del puerto de Amberes, del gobierno flamenco y de varias autoridades regionales e incluso europeas.
El puerto en sí tiene cerca de 130 kilómetros cuadrados, pero Havenland tendrá aproxima-damente 280 kilómetros cuadrados, porque todas las comunidades vecinas, incluso aquellas más allá de las fronteras de los Países Bajos, están invitadas a participar en el concepto de Havenland.
Havenland será mucho más que otro parque temático. Se convertirá en un sitio único de interacción entre el pasado y el futuro en la ribera izquierda y derecha, con el río Escalda como la arteria que une la economía con el esparcimiento.
Ahora, ¿en qué etapa estamos? Se ha solicitado a dos oficinas internacionales que creen el proyecto completo. La entrega de su informe final está programada para abril de 2015, cuando Havenland se concrete paso a paso.
Es innegable que el valor agregado que debe intentar obtener la Autoridad Portuaria de Am-beres en Havenland consiste en la creación de un soporte social sólido. Si en unos años el público general considera que Havenland es un activo valioso, entonces juzgará de manera más matizada la "licencia para operar", que equivale a la "licencia para crecer".

Descargue intervención

DUR_actes_Dirkx2.pdf (Reservado a los participantes de la
conferencia y miembros de la AIVP)